Por favor, no doblar.


De sobra es sabido lo bonito que resulta recibir un envío, sobre todo si lo estamos esperando con ilusión. De lo que no se habla tanto es de lo bonito que igualmente resulta prepararlo.
Desde que puse a la venta las ilustraciones que hago me he dedicado a poner especial esmero en cada sobre. Me gusta incluir algunos detalles y obsequios extra hechos a mano que el comprador no espere y envolverlo de la forma en la que a mi me gustaría recibirlo de estar en su lugar. Siempre he pensado que la mejor manera de que alguien te demuestre que de verdad le gusta tu trabajo es adquiriéndolo, así que en mi caso lo mínimo que puedo hacer cuando eso sucede es currarmelo un poquito y procurar que aunque solo sea por un rato, a esa persona se le alegre en cierta medida el día y se sienta bien.

Tengo que reconocer que en el primer envío internacional que hice hace pocos días pasé un pelín de miedo, ya que la primera ilustración que mandé dentro de España llego a su destino doblada por la mitad así que ni imaginar quiero en que condiciones puede llegar uno de mis dibujos al extranjero.
No se me ocurrió mejor cosa la mañana antes de ir a correos que ponerme a mirar en google bajo la frase "DO NOT BEND" (No doblar), publicaciones sobre los destrozos varios que hacen en ocasiones los carteros norteamericanos. Genial ocurrencia la mía, ¿verdad?
Ante mí comenzaron a desfilar fotos de sobres con dicha frase marcada de forma bien visible y aún así doblados por la mitad, como a modo de burla. Cosa que lejos de tranquilizarme y hacerme celebrar la venta de una de mis láminas me puso los pelos de punta.
Hubo una foto del envío de un chico que me dejó a cuadros. Había comprado por Ebay un vinilo de colección de precio bastante elevado, al amable y dicharachero cartero al que le tocó ese día repartir el correo, no se le ocurrió otra cosa que doblarlo con todo su ahínco hasta partir el vinilo en dos, para que así el sobre pudiese entrar por la rendija del buzón y cumplir con su misión de entregar "sana y salva" la entrega en su destino.

Resumiendo, quién recibe algo espera recibirlo con el mismo cariño con el que fue mandado, así que carteros y carteras del planeta Tierra que hacéis posible que pueda compartir con otros las cosas que hago llevándolas hasta sus casas, si os toca uno de mis sobres rígidos en los que pone "No doblar" en negrita, subrayado, tamaño gigante y con luces de neón os lo pido por favor, no lo dobléis, os estaré eternamente agradecida <3



Si tienes interés en ver o comprar alguna de mis ilustraciones puestas a la venta puedes pasarte por mi tiendita Etsy o bien por mi Instagram y sentirte libre para realizarme cualquier pregunta sobre ellas, precios, encargos personalizados, etc.