Con mayor perspectiva.


La tranquilidad y el equilibrio de nuestras emociones no tienen precio.
Deja de romperte en pedacitos para contentar a todo el que te rodea y conténtate tú en la medida que puedas. Quién te quiere bien y te quiere de verdad siempre te querrá por como eres y sin pedirte nada a cambio para poder completarse a si mismo.
Hay veces en las que es muy necesario alejarse de todo para ver el camino con mayor perspectiva, ver de lejos las piezas que faltan para continuar el puzzle, perdernos para poder encontrarnos, independientemente de quién nos busque y asumir que vivir desconectados no es del todo malo aunque el precio a pagar sea que casi nadie te entienda.
Existen lugares que te ayudan a encontrarte y apaciguan el ruido propio y/o ajeno que en ocasiones resuena en la mente, el mar es uno de ellos.
Nos habla sin palabras, justo como hacen las personas que saben estar solas y que paradójicamente acaban siendo la mejor compañía. Ese mar, capaz de provocar desastres naturales o curar heridas con solo mirarlo.
Curioso. Y necesario.



"Necesito del mar porque me enseña.
No sé si aprendo música o conciencia,
no sé si es ola sola o ser profundo
o solo una ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son solo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso."

Pablo Neruda.

-------

Si estás interesado/a en sesiones de fotos, láminas de cualquiera de mis fotografías, fotografía publicitaria o tienes alguna consulta relacionada con mi trabajo puedes escribirme a nonareina.fotografia@gmail.com y te atenderé sin ningún tipo de compromiso.