Hecho en casa


Querido ser humano,
a veces tendemos a olvidar, a olvidar que somos precisamente eso, humanos.
Cuando lo que jamás hay que olvidar (siempre según mi punto de vista y sin pretender ofender o herir a nadie) es que no todos estamos hechos en serie cual maniquíes. 
Somos únicos, venimos en diferentes tallas, tamaños y colores, todos y cada uno de nosotros somos preciosos y perfectos a nuestra manera tanto por dentro como por fuera.

Deja la esclavitud de tener que estar atento a la talla de tu ropa, porque siempre dependerá del fabricante y se ajustará a los cánones estéticos que se lleven en el momento y no a la realidad. Así que no busques tener una talla menos para sentirte bien, sentirse bien y estar sano no tienen nada que ver con el hecho de entrar en un pantalón más pequeño, por ejemplo. La salud del cuerpo no se reduce a una talla concreta, os lo puedo asegurar.

Creo que es tiempo de empezar a desechar la idea de que si no estás lo suficientemente delgado no eres atractivo/a. Lo primero de todo es estar sano; es algo más que comprensible. Pero no solo sano físicamente, también sano de mente y espíritu, si falla una de estas tres cosas fallará el resto, tengas el cuerpo "perfecto" o no. 
No hay nada malo en buscar la apariencia física deseada porque sería hipocresía negar que en cierto modo nos aporta confianza en nosotros mismos, pero por favor, no lo pongáis lo primero en vuestra lista de prioridades porque sería un error.
Quererte y cuidar del cuerpo que habitas comienza con un estado mental sano y en calma.
No te obsesiones con que comes demasiado ni te sientas culpable luego por hacerlo, come bien y no abuses. Tampoco te obsesiones con comer poco e ir contando las calorías de cada alimento que ingieres, come bien y no te prives.
No dejes que la comida te controle, estés en un extremo o en otro. No dejes que la opinión que el resto tenga de ti te controle, no dejes que las redes sociales, los medios, la opinión del "influencer" del momento, lo que diga la tele, las series de moda o la principal revista de tendencias te controle. 
El control sobre ti lo tienes tú, jamás lo olvides.


Unas personas necesitan unas cosas y otras necesitan otras, un único tamaño o talla no nos sirve a todos. Quiérete, cuídate y acéptate y verás lo fácil que es querer y aceptar a cualquiera que te rodee, aunque no vea la vida como la ves tú.


Aunque hay sitios en los que comes como si estuvieras en casa, lo cierto es que como en casa en ningún sitio. El hecho de disfrutar al hacer tus propias hamburguesas aderezando y moldeando a tu gusto la carne y cocinando tu propio chili, entre otras cosas, hace que aprecies cada bocado al ser tú mismo quien elabora el plato. 
No es ningún secreto que nunca me he privado de comer aquello que me gusta, la única diferencia es que ahora gano en calidad al mirar la procedencia de los productos y también por el hecho de elaborarlo todo en casa y disfrutar a partes iguales del proceso y el resultado.


Si estás interesado/a en fotografía publicitaria para tu negocio o productos no dudes en contactar conmigo escribiéndome a nonareina.fotografia@gmail.com donde te atenderé lo antes posible y sin ningún tipo de compromiso.