Efectos positivos






Las plantas no solo dan vida a nuestro hogar, también lo alegra. Tienen un efecto muy positivo en nuestro estado de ánimo y aportan equilibrio y alta vibración a los que se rodean de ellas. Es por eso que en los últimos años me he aficionado bastante a la jardinería, y eso que aún no tengo jardín, ¡pero todo se andará! Suelo comprar mis plantas siempre en viveros,  no solo por el precio sino también por la inmensa variedad para elegir, me gusta la manera tan natural en la que allí se las cuida y el hecho de que ante cualquier duda sabrán asesorarte de una manera profesional a la hora de cuidarlas, transplantarlas y demás. He pasado de que mis plantas de antaño muriesen en menos de un mes a ver a las que ahora tengo florecer, crecer y prosperar en cuestión de un par de años. ¿El secreto? Regarlas una vez en semana, mantenerlas cerquita de una fuente de luz natural y quererlas mucho. Porque aunque a algunos os pueda parecer raro las quiero y mucho, su mera presencia me anima y así se lo hago saber a todas ellas. Las buenas palabras son muy poderosas en plantas y animales, porque aunque no hablemos el mismo idioma ni nos comuniquemos de la misma manera si que perciben la energía con la que las digas; lo creáis o no les otorga beneficios. Imaginad que no son capaces de lograr esas buenas palabras si nos las decimos entre nosotros las personas.

La visita y compra del otro día a uno de nuestros viveros habituales nos ha cundido mucho, como es de esperar volveremos para seguir aumentando nuestra familia de vida vegetal en cuanto tengamos ocasión :)

Gracias por llegar hasta aquí y leerme.



Contacto: nonareina.fotografia@gmail.com